miércoles, septiembre 20, 2017

Revelan videos que mostrarían cómo habría sido asesinado Alberto Nisman


El periodista Jorge Lanata mostró la reconstrucción que hicieron los peritos que representan a las hijas del fallecido.
Un programa de televisión mostró una serie de videos que demostrarían, a juicio de la querella y de especialistas de Gendarmería, la forma en que habrían asesinado a Alberto Nisman, el fiscal del caso AMIA que apareció muerto en el baño de su departamento del exclusivo barrio de Puerto Madero. La investigación por su muerte pegó un nuevo giro con la conclusión de un nuevo informe.
Publicidad
Se trata de dos alternativas que manejan los peritos que responden a la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del funcionario muerto y madre de sus hijas, y de un grupo de peritos de la fuerza de seguridad que trabajaron en la reconstrucción de lo que pasó en la noche de enero de 2015, cuando a pocas horas de presentarse ante el Congreso ocurre la muerte violenta de quien había denunciado a la ex presidenta Cristina Kirchner por encubrir a los iraníes acusados del atentado a la mutual judía.
En los videos, uno aportado por la querella y otro realizado en base a las conclusiones de Gendarmería, mostrados por el programa Periodismo para todos, conducido por Jorge Lanata, revelan los indicios que mostrarían que dentro del baño del inmueble de la torre Le Parc había entre una y dos personas que fueron los que, en realidad, asesinaron al fiscal. Se trata de hipótesis que contradicen a los peritos convocados por Diego Lagomarsino, el informático que es el único acusado por la muerte.







El informe presentado por Lanata y la periodista María Eugenia Duffard recoge los estudios realizados por los peritos convocados por Arroyo Salgado, que plantearon que una persona obligó a Nisman a dispararse en la cabeza, con el arma que le había proporcionado horas antes Lagomarsino.




Mientras tanto, los especialistas citados por la Gendarmería Nacional no descartan que en realidad puedan ser dos las personas que lo sostuvieron y efectuaron el tiro mortal al fiscal que denunció a Cristina Kirchner.




El factor que cambió el escenario fue el reciente hallazgo en el organismo de Nisman de ketamina, una droga que provoca en quien la consume un poderoso efecto anestésico o, en diferentes dosis, se utiliza como sustancia alucinógena.



En el informe también se destacó que en la investigación de Gendarmería se detectó golpes fuertes en la nariz, en una pantorrilla y en el abdomen, que podría ser indicios de una maniobra para reducir al fiscal del caso AMIA, antes del disparo que le provocó la muerte.
http://www.diarioveloz.com

"No hay que macanear con los sacramentos"

 

El arzobispo de La Plata, monseñor Héctor Aguer, consideró oportuno hablar de la pastoral de los sacramentos, especialmente de la pastoral del Bautismo, porque “hubo macaneos muy graves", y expresó que "no se puede manosear los sacramentos. El manoseo de los sacramentos tiene un nombre terrible: sacrilegio. Es la manipulación de lo sagrado en función de posturas relativistas, ajenas a la doctrina y a la praxis de la Iglesia Católica”.

Lo dijo en el programa "Claves para un Mundo Mejor" que se emitió el sábado 16 de septiembre por el Canal 9 de TV.

“Si mal no recuerdo -comenzó diciendo el pastor platense-, hace poco hablé, en esta columna televisiva, sobre el Bautismo; repito lo que entonces dije y es que creo que la mayoría del pueblo argentino bautiza a sus hijos. Eso es un valor inestimable porque el Bautismo es el inicio de la vida cristiana. Quien bautiza a su hijo es porque quiere que su hijo sea cristiano, que sea católico”.

Y prosiguió explicando: “Tenemos mucho que trabajar todavía en cuanto a la pastoral del Bautismo porque, si ustedes han asistido a un Bautismo, habrán visto que lo que se pide allí, no al bebé que no puede hablar sino a sus padres y padrinos, es que se comprometan en nombre y representación del niño a vivir en la fe cristiana y a cumplir con todo lo que Jesús nos ha ordenado. Eso es lo que, a veces, no resulta tan bien y es, insisto, porque, en mi opinión, nuestra pastoral del Bautismo anda un tanto descaminada. Tendríamos que estar muy cercanos a los padres. El asunto de los padrinos yo lo pondría entre paréntesis, porque me parece que los padrinos no hacen tanta falta; la cuestión son los padres. Los padres, en cualquier situación en que se encuentren, si traen a su chiquito para bautizar tienen que darse cuenta, tienen que hacerse conscientes de que ellos son los responsables de que el chico sea educado en la fe cristiana. El padrino puede eventualmente cumplir una función supletoria, que resulta fundamental”.

“Lo que se dice en la celebración del Bautismo -subrayó monseñor Aguer-: ese “sí, quiero” o “sí, creo”, va en serio y no es simplemente un compromiso ritual, circunstancial, sino un compromiso para siempre con Cristo y con la Iglesia. Este valor del Bautismo tiene que ser muy marcado hoy. El Bautismo es el inicio, pero va unido de inmediato a otros dos sacramentos: la confirmación y la eucaristía. El bautismo debe ser complementado por la confirmación, y ambos están en función de la eucaristía. De hecho los cristianos de Oriente, los ortodoxos, confieren los tres sacramentos juntos mientras que nosotros en el rito romano o latino los separamos en el tiempo”.

“Aquí, en la arquidiócesis de La Plata -prosiguió explicando el arzobispo platense-, hemos restaurado el orden tradicional y teológico de los sacramentos: Bautismo, Confirmación y Eucaristía, porque en realidad solo el cristiano que está plenamente formado por el Espíritu Santo puede acercarse a la mesa del Señor”.

“El Bautismo se recibe una sola vez porque es la generación cristiana, es el nacimiento a la vida de hijos de Dios. La Confirmación también una sola vez porque es como una llegada a la adultez. Cuando yo era joven, a los 18 años nos daban la Libreta de Enrolamiento y eso era como convertirse un adulto, y las chicas festejaban sobre todo el cumpleaños de 15. Hoy todo se ha hecho más prematuro. La Comunión, la Eucaristía, en cambio es el alimento continuo. Entonces no se trata de valorar exclusivamente la Primera Comunión, que muchas veces resulta ser la única, sino la comunión asidua en la asamblea dominical, en la Misa”.

“Yo, a veces, disculpen si exagero un tanto, defino a la Argentina como un país de paganos bautizados, o un país donde los bautizados en la Iglesia Católica no van a misa. Esto es lo que hay que corregir, aunque sea difícil; los primeros responsables somos nosotros, los pastores. Tenemos que corregir eso mediante una buena orientación pastoral y no metiendo la pata con soluciones extravagantes".

Respecto de estas soluciones extravagantes, monseñor Aguer contó que se había enterado de que "en algún lugar se celebró un bautismo colectivo de adultos que vivían en concubinato. Eso no puede ser -manifestó- porque el bautismo supone la conversión, supone abandonar la vida de pecado, supone iniciar la vida de la gracia y, además, como insinué antes, cuando se bautiza a un adulto se confieren, además, los otros dos sacramentos, la Confirmación y la Eucaristía". Para ello "debe preceder un tiempo de preparación, de duración variable, que es el catecumenado, una institución antiquísima, renovada en la actualidad, según el ritual de la Iniciación Cristiana de Adultos".

"Esto -observó el prelado en un paréntesis- no tiene nada que ver con el Movimiento Neocatecumental, que yo no comprendo bien, porque convierte a los que ya son cristianos en catecúmenos para toda la vida (por más neo que se pongan delante). Pero no se puede bautizar para que formen parte del Pueblo de Dios, entendiendo esta verdad subrayada por el Concilio Vaticano II en un sentido puramente sociológico y, aún a veces, ideológico y político”.

En la parte final de su columna editorial, monseñor Aguer prosiguió en estos términos: “El Pueblo de Dios es la Iglesia. Se los bautiza porque se han convertido y quieren vivir como cristianos. Eso es lo que enseña el Señor al final del Evangelio de San Mateo; antes de volver al Padre les encarga a los Apóstoles: 'vayan y hagan que todos los pueblos sean discípulos míos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo y enseñándoles a cumplir todo lo que Yo les he mandado'. Por eso no se puede bautizar a una persona que no está dispuesta a cumplir todo lo que el Señor nos ha mandado, aunque eso cueste”.

“En la tradición de la Iglesia el sacramento de la Confesión o Reconciliación ha sido llamado Penitencia Segunda porque la Penitencia Primera es el Bautismo. Penitencia equivale a Conversión. Por eso un Bautismo sin conversión es una ficción, y en el bautismo de los niños los papás, y eventualmente los padrinos, se comprometen a que ese chico va a ser criado y educado como cristiano; si no se da este requisito hay algo allí que no funciona, y porque estas cosas no funcionan pasan muchas otras también en la sociedad argentina. Una 'teología del pueblo' parcializada, concebida como una realidad cultural o sociológica desfigura el misterio de la Iglesia, que expuso maravillosamente el Vaticano II en la Constitución Dogmática 'Lumen Gentium'.

Y concluyó: “Nosotros tenemos que tener esto en claro, porque la Iglesia lo ha sostenido siempre así. No hubo cambios en esto; lo que hubo han sido macaneos y macaneos muy graves, porque no se puede manosear los sacramentos. El manoseo de los sacramentos tiene un nombre terrible: sacrilegio. Es la manipulación de lo sagrado en función de posturas relativistas, ajenas a la doctrina y a la praxis de la Iglesia Católica.”.+

Mañana, 500 años del desembarco del Rey Carlos I en España




Esto es España. Fíjense: un sagaz investigador, el historiador Javier López Martín, uno de los mejores especialistas en artillería de época moderna de nuestro país, se encontró un día un cañón «diferente», una lombarda en el Museo de San Telmo de San Sebastián. Era extraña porque tenía una inscripción en bajo alemán: «Me llamo Rosita traigo muerte y / parálisis en el año 1509 me ha fundido / Hans Vastenone esto es verdad».  Tirando del hilo, concentrado en el trabajo, sin disfrutar de ayudas públicas y trabajando en archivos de media Europa aprovechando viajes propios, Javier logró desentrañar una historia totalmente desconocida… Si esto fuera Westeros, la tierra imaginaria de Juego de Tronos, hablaríamos de que Javier desentrañó el origen de Desembarco del Rey (si nos permiten este juego). Porque en estos diez años Javier López Martín ha desvelado la historia completa del viaje de Carlos V a España, de cuya llegada mañana martes hará 500 años, y aporta documentos inéditos de las dificultades que tuvo que solventar para llegar a tiempo de heredar un imperio en expansión. Como esto es España, aún no ha podido publicar su investigación por falta de fondos, a pesar de llevar un año divulgándola. El aniversario le ha pillado compartiéndola en el escenario original de aquellos hechos: Villaviciosa, Asturias. Incluso John Elliot elogió su trabajo. Nosotros estamos muy honrados al recordarlo con este pequeño artículo suyo. Disfruten.
El autor del artículo frente a la Casa de los Hevia, en Villaviciosa, donde Carlos V se hospedó nada más tocar tierra en España, entre el 19 y el 23 de septiembre de 1517
LA IMPORTANCIA DE UN CENTENARIO
POR JAVIER LÓPEZ MARTÍN
Mañana martes 19 de septiembre de cumplen exactamente 500 años de un desembarco que cambió la historia de España, de Europa y se puede decir que incluso del mundo.
Efectivamente, fue el desembarco de Carlos V en la ensenada de Tazones, el mismo día del año 1517.
Ya lo dijo don Claudio Sánchez Albornoz cuando aseguró que fueron tres los desembarcos que cambiaron la historia de España: el de Tarik en las costas de Tarifa en 711. El Segundo el de Cristóbal Colón en América el 12 de octubre de 1492 y el tercero precisamente el de Carlos de Habsburgo en Asturias.
El viaje no fue fácil ni mucho menos.
El joven Carlos tuvo que cerrar filas en sus amados Países Bajos natales para poder levar anclas. Primero con Francia, a la que en el tratado de Noyon tuvo que prometer cosas que habrían resultado inaceptables para sus abuelos Católicos. A Inglaterra tuvo que convencerla de que su amistad era firme e imprescindible. Tuvo también que acatar la política dinástica que le dictaba la familia, conducida por la imperial persona de su abuelo paterno y, por supuesto, tuvo que sosegar los ánimos que llegaban desde España para que no dilatara por más tiempo su viaje con el fin de suceder a su abuelo Fernando y pudiera reinar en una extraña combinación de poder junto a su madre Juana, aparentemente incapacitada y recluida en Tordesillas.
Puerto de Flesinga, de donde partió Carlos hacia Laredo, pintado por Petrus Segaers
Solo cuando fue cerrando todos estos asuntos y tuvo el barco necesario para un viaje de semejantes características, pudo levar anclas. [Llee aquí la historia del barco que le trajo, el Engelen]
El barco se lo había prestado su cuñado, el rey Christian II de Dinamarca. Un barco que había sido construido para integrarse en la flota de guerra que el padre de Christian comenzó formar para defender sus intereses en el mar Báltico. La boda de la hermana de Carlos —la infanta Isabel— con el rey danés permitió el préstamo del barco.
Fue así como el Engelen cruzó el proceloso mar rumbo a España con el joven monarca a bordo para hacerse cargo de una herencia territorial como nunca antes se había visto de la antigüedad Clásica.
Sin embargo, ese señor de los mares construido en las frías aguas del Báltico, acabó sus días en el puerto español de Pasajes, en San Sebastián, pasto de las llamas. La duda de si el incendio fue intencionado o se debió a un mero accidente quedará posiblemente sin resolver.
Fragmento del cuadro de Brueghel «El vuelo de Ícaro», con un barco
A pesar de ser un historia —real— tan apasionante, muy poco se está haciendo para apoyar una investigación histórica rigurosa que permita conocer con detalle tanto los acontecimientos políticos en los que se desenvuelve la ascensión de Carlos a los reinos españoles, como el origen, servicio y trágico fin de un barco que señoreó los mares.
Después de estudiar estos hechos desde hace ya algunos años sin apoyo institucional alguno, ni subvención de investigación, ni cualquier otro tipo de apoyo logístico, todo está listo para que quede al menos una publicación científica rigurosa.
Conferencia del pasado viernes en Villaviciosa
Durante el último año he podido compartir mi investigación en las jornadas de Arqueología e Historia marítima “El auge naval y el desarrollo de las naciones”, organizadas por este Blog de ABC en Madrid, y en algunas conferencias, la última de las cuales tuvo lugar el pasado viernes en Villaviciosa, Asturias, gracias a la generosa invitación de su Ayuntamiento y de las Fundaciones Alvargónzalez y Fundación José Cardín Fernández, instituciones que junto con la Asociación Cultural Primer Desembarco de Carlos V, han desplegado todo su entusiasmo para poder conmemorar un V centenario acorde con su importancia.

martes, septiembre 19, 2017

Beneficiarán a 300.000 hectáreas; comprenden a varios partidos del centro provincial afectados por los anegamientos.

El Gobierno oficializó hoy la licitación para la ejecución de las obras “Canales Mones Cazón y derivación República De Italia”, que comprenden a los partidos bonaerenses de Bragado, Carlos Casares, Carlos Tejedor, General Viamonte, General Villegas, Lincoln, 9 De Julio y Pehuajó.
Se trata de una inversión de casi 1500 millones de pesos que beneficiará, según el Gobierno, a 300.000 hectáreas productivas.
Publicidad
El proyecto, de 70 kilómetros, comprende la ampliación y remodelación de la canalización existente del Arroyo Saladillo, la construcción de un nuevo Canal Troncal de drenaje que comprende la traza entre la embocadura del canal de derivación del República de Italia – Mones Cazón hasta Laguna la Colorada y la readecuación del cauce en el trayecto entre el Canal República de Italia, donde se inicia, y el Troncal Mones Cazón, donde desemboca.
Pablo Bereciartua, subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, dijo que ya están arrancando las obras en el tramo IV del Río Salado. “Estas obras son fruto del trabajo conjunto con la gobernadora María Eugenia Vidal, la provincia de Buenos Aires y el comité de Cuenca del Río Quinto que priorizó estos trabajos por su importancia”, señaló.
http://adelanto24.com/

La decadencia final de Cristina Kirchner

Más que su destino político, a Cristina la desespera su peripecia judicial. Los próximos años la encontrarán sentada más tiempo frente a un tribunal que en el Senado
Domingo 17 de septiembre de 2017
Miguel Ángel Pichetto, jefe del bloque de senadores peronistas, le dijo públicamente a Cristina Kirchner que deberá buscar albergue en otro bloque cuando, en diciembre, se instale en el Senado. La autoridad más creíble que tiene hoy el peronismo abrió, así, un debate más profundo que la futura ubicación de la ex presidenta en el Congreso. Una mayoría de la dirigencia peronista percibe que Cristina comenzó un proceso irremediable de decadencia, que perderá la elección bonaerense y que se convertirá en un obstáculo permanente para el regreso de ese partido al poder. Por esos mismos días, dos ex ministros de Cristina, Sergio Massa y Florencio Randazzo, rechazaron con palabras ásperas una invitación de ella para buscar la unidad frente a las elecciones de octubre.
Ese arsenal retórico significó un golpe cruel a uno de los egos más grandes que haya registrado la política argentina.
Pichetto, en realidad, le salió al cruce. Cristina había manifestado entre pocos su intención de integrarse al bloque peronista en diciembre. La condición que ponía, aunque no lo haya dicho explícitamente, era el cambio de la conducción del bloque. Quería que Pichetto se fuera del liderazgo de la bancada. Pichetto le contestó que la que se deberá ir será ella. Pichetto nunca hace esa clase de afirmaciones sin haber comprobado antes el estado de ánimo de su bloque y el de algunos gobernadores. Otro senador importante, Rodolfo Urtubey, repitió al día siguiente la afirmación de Pichetto: Cristina no tendrá lugar en el bloque justicialista.
Hay un peronismo que ya no reconoce a Cristina. La ideología de la ex presidenta, el séquito político que la rodea y su desesperación irreflexiva ante la adversidad espantan al peronismo. ¿Para qué tenerla dentro del bloque justicialista cuando arribe en nombre de la minoría o de la mayoría bonaerense? Los senadores no olvidaron cómo se portó dentro del bloque en tiempos de Carlos Menem y de Eduardo Duhalde. Los combatió sin tregua y sin piedad. Recuerdan hasta una palabra que solía usar Perón para definir a los que quieren meterse en un lugar para coparlo después: "Entrismo". "Es la líder de la izquierda argentina, no del peronismo", dice un senador que aspira a colocar al peronismo en lo que llama el "centro democrático". Pichetto también suele usar esa categoría política para definir el futuro de su partido.
En el fondo, el peronismo debate desde qué lugar competirá con la coalición gobernante por el poder político. ¿Lo hará desde las posiciones de La Cámpora, de Martín Sabbatella o de los restos del Partido Comunista, que son los que rodean a Cristina? ¿O lo hará, en cambio, desde los mismos valores que llevaron a Cambiemos a ganar ya dos elecciones nacionales consecutivas, a las que podría agregársele una tercera en octubre? ¿No es hora, al fin y al cabo, de hacer peronismo puro y acomodarse a los nuevos paradigmas con los que la sociedad simpatizó en las últimas elecciones? Esto es: republicanismo, respeto institucional, sensatez económica y reconciliación con el mundo homologable. Éste es el debate profundo del peronismo, más allá de dónde y con quiénes se sentará Cristina en el Senado.
Cristina le agregó un elemento nuevo a este debate en la entrevista con Luis Novaresio cuando dijo que no sería candidata presidencial en 2019 si fuera un obstáculo para la unidad del peronismo. ¿Es candidata entonces? Nadie en la política habló antes de esa candidatura, mucho menos en el peronismo. Era, hasta el jueves, sólo una especulación periodística. No se está yendo de la candidatura, la está lanzando. La dirigencia peronista sabe que nunca volverá al poder con ella porque los números nacionales que tiene son muy malos.
Un aspecto no menor de esa discusión interna gira en torno de cómo el peronismo deberá relacionarse con el gobierno de Macri en los próximos dos años. La mayoría de los gobernadores cree que la mejor manera es reproducir lo que pasó en el primer año del gobierno macrista, cuando los peronistas del Senado y de Diputados lo ayudaron con la sanción de leyes fundamentales. De hecho, casi todos los gobernadores peronistas están dispuestos a firmar la ley de responsabilidad fiscal, clave para ir bajando el insoportable déficit del Estado argentino. Hay dos excepciones: Carlos Verna, de La Pampa, y Alberto Rodríguez Saá, de San Luis, que habían hecho de sus provincias réplicas argentinas de Corea del Norte. Los dos perdieron en las primarias a manos de candidatos macristas y sus decisiones están impregnadas de resentimiento. Macri hace lo suyo, con intención o sin ella. Invitó al gobernador de Tucumán, Juan Manzur, con el que se llevó más mal que bien hasta su último viaje a esa provincia, a la cena con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. En ese reciente viaje a Tucumán, Macri y Manzur coincidieron en que la crispación debía terminar el mismo día de las próximas elecciones. Sumó un gobernador más a la franja razonable del peronismo.
Gran parte del peronismo (y de los sindicatos del peronismo), con las excepciones de Verna y de Rodríguez Saá, se sorprendió con la visita del Papa a Colombia, en la que el Pontífice promovió la paz y la reconciliación de los colombianos después de 50 años de guerra civil. Ese peronismo, que incluye a los gremios, está dispuesto a suscribir con el Gobierno un acuerdo político para crear las condiciones de una visita papal en 2018. "El Papa no puede seguir esperando un clima argentino de reconciliación y diálogo para visitar su país", dijo un peronista importante. Está claro para ellos que la visita del Papa depende de lo que hagan los políticos argentinos.
El discurso de Cristina está muy lejos de esos preparativos. Tal vez, la desespere más su peripecia judicial que su destino político. Argumentos no le faltan. Los próximos años la encontrarán sentada con más frecuencia frente a un tribunal oral que en el Senado. La Cámara Federal acaba de ponerla con un pie en el juicio oral y público por asociación ilícita en la obra pública, una denuncia que tiene su origen en 2008 y que presentó Elisa Carrió. Luego, dos fiscales, Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques, escribieron el dictamen más exhaustivo y demoledor que se haya hecho sobre el despilfarro y la corrupción con la obra pública. Jueces y fiscales sostienen que el caso terminará en un megajuicio público, porque deberán integrarse los casos de lavado de dinero en Hotesur, una empresa de hoteles de la familia Kirchner, y Los Sauces, una compañía de edificios de la misma familia. El lavado en esas empresas fue, según los magistrados, el tramo final del delito que comenzó con la obra pública y que hizo de Lázaro Báez un hombre rico cuando nunca lo fue.
Dentro de dos semanas, aproximadamente, el juez Claudio Bonadio resolverá sobre el pedido del fiscal Pollicita para que indague a Cristina Kirchner sobre la denuncia de Alberto Nisman por el acuerdo con Irán. Podemos entrever la decisión del juez. La llamará. Bonadio ya unificó esa denuncia con una causa por traición a la patria contra Héctor Timerman que tenía en sus manos. ¿Influirá en esa investigación el probable dictamen de la Gendarmería sobre el crimen del fiscal? Todo indica que la mayoría de los peritos asegurará que Nisman no se suicidó, sino que fue asesinado. Podría haber una influencia intelectual o política (¿por qué lo mataron entonces?), pero es difícil que se agregue como una prueba concluyente a la denuncia del fiscal muerto. Los peritos establecerán seguramente que a Nisman lo mataron, pero no podrán señalar quién lo mató. Sin esa constatación, será difícil que su muerte forme parte de su denuncia.
El Gobierno señala que aún debe ganarle a Cristina las elecciones de octubre. Tiene razón. Todas las encuestas le dan al oficialismo una ventaja de entre 3 y 5 puntos en Buenos Aires para las elecciones de octubre. Pero ninguna elección está ganada o perdida con 35 días de antelación. Una cosa es que el peronismo haya empezado la descristinización de sus filas y otra cosa es que Macri hable de la victoria antes de la victoria.

Mons. Aguer llamó a participar en la Marcha por la Vida

 

En su pedido, el prelado platense subrayó que "todos sabemos que la legalización del aborto ya se ha introducido, aunque parcialmente, en el cuerpo jurídico de la Nación. Debemos hacer todo lo que buenamente esté a nuestro alcance para impedir que ese crimen abominable de la desaparición de los niños por nacer acabe obteniendo el pleno reconocimiento de las leyes, que ya han sancionado otras aberraciones contrarias al orden natural. Más aún, tendríamos que aspirar a que se derogue la permisión de liquidar en determinadas circunstancias el fruto de la concepción humana, víctima inocente".

"Este compromiso -agregó- conlleva la necesidad de difundir con claridad una verdad científicamente irrefutable: desde el instante mismo de la concepción, el mínimo embrión es un ser humano, varón o mujer. Nos oponemos, además, a la banalización de la sexualidad que se extiende entre los adolescentes y que muchas veces los arrincona en la tentación de abortar.

"Por eso hemos de procurar, con todos los esfuerzos que sean necesarios, que esa Marcha por la Vida sea multitudinaria, que no deje a nadie indiferente, y que llame la atención a toda la sociedad argentina para que se sume a la proclamación de la intangibilidad de la vida humana desde el instante de la concepción".

Más información sobre la marcha en: Sitio en Internet: www.marchaporlavia.com.ar ; en Facebook: MarchaxlaVidaArgentina.+

La mitificada independencia de Cataluña durante la Edad Media

Desde hace varios siglos los nacionalistas se han preocupado por reescribir la historia para frabricar un pasado artificial que sostenga su discurso rupturista
Mítica creación de las cuatro barras de Cataluña
Mítica creación de las cuatro barras de Cataluña
«Lo que no cabe aceptar es el uso dirigista del pasado desde el poder, la utilización política de la memoria. La propaganda la escriben los vencedores; la historia la escriben los historiadores».
Estas palabras del insigne académico Juan Pablo Fusi -extraídas de La Tercera de ABC publicada el día 27 de junio de 2006- versan acerca del persistente contencioso entre memoria histórica e historia. O lo que es lo mismo, entre el uso partidista del pasado con el fin de justificar o denostar determinados acontecimientos desde un punto de vista absolutamente parcial, y el riguroso análisis de los hechos desde una postura no dogmática.
El apoyo de un ideal en base al pasado ha sido una constante a lo largo de la historia, pero no por ello se convierte en un acto menos vil, destinado deliberadamente a -ya sea debido a la búsqueda del engaño o a la simple ignorancia- conseguir adeptos a la causa. Buen ejemplo de este uso del pasado con fines meramente propagandísticos es el desarrollado por el secesionismo catalán desde hace siglos.
A la hora de buscar el comienzo de esta deformación de los hechos en la Comunidad Autónoma tenemos que retrotraernos hasta finales del siglo XIX. Momento en que los líderes de la «Renaixença» (movimiento cultural catalanista) se vieron en la necesidad de buscar en la Edad Media la justificación al nacionalismo. Sin embargo, las conclusiones que sacaron -en algunos casos- no podían estar más erradas. Vamos por partes.

«Marca Hispánica»

Aunque ya se habían realizado algunos tímidos intentos en el pasado, fue el emperador y rey de los francos, Carlomagno, quien se decidió a llevar a cabo la conquista de los territorios inmediatamente ubicados al sur de la actual Francia. El objetivo de esta política expansiva era hacerse con una barrera defensiva contra el persistente empuje ejercido por los árabes desde el sur. De este modo, en el 785 se ocupó Gerona y en el 801 Barcelona.
Estos territorios conquistados por los francos pasaron a formar parte así de la conocida como «Marca Hispánica» (nombre que resulta muy incómodo a los historiadores nacionalistas actuales, llegando incluso a omitirlo o modificarlo). Esta estaba dividida en condados los cuales respondían ante un marqués, a saber: Ampurias, Rosellón, Barcelona, Gerona, Besalú, Osona, Cerdaña, Urgel, Pallars y Ribagorza. Los mismos fueron ocupados principalmente por los conocidos como «hispani» (nombre que le dieron a aquellos cristianos que fueron removidos fruto de la conquista musulmana).
Carlomagno
Carlomagno- Antonio Durero
Como explican los autores de «Cataluña en España, Historia y mito», Wifredo el Velloso (uno de los personajes más mitificados por la historiografía catalana) adquirió en el año 870 del rey carolingio Carlos el Calvo el control de los condados de Cerdaña y Urgel; a los que al poco tiempo añadió el de Barcelona, logrando además «sisarle» a los francos la elección de sus sucesores. Es debido a esto que no pocos historiadores (más o menos relacionados con el nacionalismo) le conceden el papel de artífice de la creación de Cataluña. Apreciación equivocada a la par que anacrónica, pues como señala Josep Fontana en «La formació d´una identitat, una historia de Catalunya», hasta bien avanzado el siglo XII no hay constancia alguna del uso del nombre de la actual comunidad autónoma.
Lo mismo ocurre con el mito de la creación de la «senyera», según el cual Carlos el Calvo haciendo uso de la sangre de Wifredo habría reproducido por primera vez las famosas cuatro barras. Sin embargo, como explica Jordi Canal en su obra «Historia mínima de Cataluña», los emblemas heráldicos sobre escudo datan del siglo XII. Es por esto que la versión según la cual fue Ramón Berenguer IV quien comenzó a utilizarlo tras la unión del condado barcelonés con el reino de Aragón tiene más sentido. También con respecto a los artificios históricos creados en torno a el Velloso cabe responder que -como aparece recogido en «Cataluña en España: Historia y mito»- este simplemente fue un noble que supo aprovecharse de la progresiva debilidad imperial. Toda vez que tras la muerte de Carlomagno sus posesiones se fueron fracturando progresivamente.

El reino de Aragón

El relevo carolingio lo tomó en el 1157 la corona de Aragón mediante el matrimonio entre el conde Ramón Berenguer IV (quien adoptó el título de príncipe) y la hija del monarca Ramiro II: Petronila. A pesar de que ambos territorios conservaron sus propias leyes e instituciones es un hecho que los dominios catalanes quedaron insertos dentro de la corona, al igual que ocurriría en el futuro con otros territorios.
En base a lo anterior es justo afirmar -como lo hizo Jordi Canal en su obra- que (en contra de lo que algunos pretenden hacer creer en la actualidad) no hubo en la Edad Media referencia alguna a una confederación catalo-aragonesa, ni a reyes de Cataluña-Aragón, ni a condes-reyes, ni a reino de Cataluña. A todo esto se le debe añadir que Barcelona tampoco fue nunca un principado como tal, ya que este era un título empleado por los condes sin ninguna connotación política, con el único fin de mostrar su primacía sobre los demás.
A este mismo respecto, el historiador Vicens Vives expresó que el transformar el papel de Cataluña con respecto a Aragón «es un infantilismo que ha creado un peligroso confusionismo en nuestro espíritu público».
De este modo, los descendientes de Ramón Berenguer IV y Petronila reinaron en ambos territorios puesto que formaban un todo. Razón por la cual, en ningún caso se pueden realizar afirmaciones tales como «la paradoja de que (Alfonso el Casto, hijo de Ramón Berenguer IV y Pteronila) sea rey de otro país, Aragón», apreciación que aparece recogida en la obra de Flocel Sabaté «Catalunya medieval». A todo esto se le debe sumar que la idea contemporánea de nación o estado no es la propia de la Edad Media en absoluto. En esta misma línea va Jordi Canal cuando afirma en su obra que no tiene nada que ver la «nacio cathalana» de la que se hablaba en el siglo XIV con la «nacionalitat catalana» de Prat de la Riba (político de finales del XIX y principios del XX). Según enuncia el autor, la idea del segundo no era más que una radical subversión del primero provocada por la emergencia del nacionalismo.
Retrato de Jaime I el Conquistador
Retrato de Jaime I el Conquistador
Tras la batalla de las Navas de Tolosa (1212) la unión de Aragón con Castilla en la pugna contra los musulmanes (a pesar de algunas discrepancias en el reparto de los territorios) se fue haciendo cada vez más estrecha. Durante el reinado de Jaime I el Conquistador (1213-1276) tuvo lugar una grandísima expansión de la corona aragonesa, que llevó a la toma -entre otros territorios- de Mallorca (1229) y de Valencia (1238), los cuales, al contrario que Cataluña, sí obtuvieron el rango de reinos. Al poco tiempo, mediante el tratado de Corbeil (1258), los restos del otrora imponente imperio carolingio renunciaron a sus derechos sobre el territorio catalán.
Buena muestra de los beneficios producto de la unión en matrimonio entre Ramón Berenguer IV y Petronila fue el crecimiento económico basado en el comercio costero -especialmente positivo para Barcelona- el cual gracias a las conquistas parecía imparable.

La unión con Castilla

La dinastía iniciada en la figura de Alfonso el Casto llegó a su fin en el año 1410 con la muerte de Martín el Humano. Se daba el pistoletazo de salida de este modo a las pugnas entre las distintas familias nobiliarias por hacerse con el poder. Fue mediante el Compromiso de Caspe (1412) que se acordó que el castellano Fernando de Antequera de la familia Trastámara ocupara el trono en detrimento del candidato catalán: Fernando de Urgel, quien fue derrotado tras levantarse contra su nuevo gobernante en la batalla de Balaguer (1413).
Como explica Canal en su obra, el Compromiso de Caspe ha sido convertido por la historiografía catalana en una magna derrota, así como en la causa de su decadencia. Tras la prematura muerte de Fernando I (cinco años después de su coronación) le sucedió su hijo Alfonso V el Magnánimo, quien estuvo muy pendiente de aumentar sus posesiones en el Mediterráneo. Fue así como su esposa –María de Castilla- se dedicó a llevar a cabo las labores gubernamentales en ausencia de su marido.
A la muerte de Alfonso le sucedió Juan II, durante cuyo gobierno tuvieron lugar importantes conflictos entre burguesía y nobleza que acabaron desembocando una guerra civil en Cataluña. Como aparece recogido en «Cataluña en España: Historia y mito», la historiografía catalanista ha identificado estos hechos con la lucha por la libertad de un pueblo. Sin embargo, lo cierto es que fue más bien una lucha entre élites por hacerse con el dominio de Barcelona en la que no había ni un objetivo claro ni bandos definidos.
Tras la muerte de Juan II (1479) a los ochenta años, el trono fue ocupado por Fernando II de Aragón, quien ya era rey consorte de Castilla desde 1474. Este monarca ha sido denostado desde Cataluña por varias de sus medidas, especialmente por haber dejado el poder en manos de una red clientelar en la que sobresalía Jaume Deztorrent, de quien Fontana dijo en su obra que «se enriqueció de forma ilícita». Muy en la línea de los Jordi Pujol y compañía. Sin embargo, lo que no se suele decir de el Católico es que consiguió la pacificación de la zona y mantuvo sus instituciones tradicionales.
Sea como fuere, gracias al matrimonio entre Fernando e Isabel tuvo lugar la unión de los dos reinos más grandes de la Península: Castilla y Aragón. Se lograba de esta forma la construcción de un Estado moderno en España bajo una misma monarquía que fue evolucionando con el paso del tiempo.

IMPULSARÁN POLITICAS LGBT EN ENTRE RIOS
Entre Rios es la primera provincia que crea por ley un Área de Políticas de Identidad de Género y Diversidad Sexual.
En su última sesión el Senado entrerriano sancionó por unanimidad el proyecto de ley que crea un “Área provincial de Políticas de Identidad de Género y Diversidad Sexuala efectos de combatir toda forma de discriminación, xenofobia y racismo” y “garantizar el pleno cumplimiento de los derechos que asisten en materia social, laboral y de salud” al colectivo LGBT.
Es la primera vez que en el país se crea por ley un ámbito de esas características. El senador radical Raymundo Kisser (Cambiemos) destacó en el recinto que las autoridades nacionales ven con buenos ojos este avance.
El área creada dependerá de la Secretaria de Justicia y la Sub Secretaria de DDHH de la Provincia de Entre Ríos. Tendrá un Consejo Asesor que acompañará el desarrollo de políticas públicas orientadas al sector LGBT.
Entre los objetivos del nuevo organismo está el “impulsar propuestas inclusivas, sustentadas en la diversidad de género, en todo el territorio en materia educativa, social, de salud, cultural y de trabajo”.
La iniciativa -que es de la autoría de la diputada radical Gabriela Lena- tenía la media sanción de la Cámara de Diputados provincial desde fines del año pasado. El proyecto de Lena había sido cofirmado por sus compañeros del bloque de Cambiemos: Alberto Rotman, Sergio Kneeteman y Rosario Acosta, además de la justicialista Emilce Pross.
_______________________________
NOTIVIDA, Año XVII, Nº 1061, 14 de septiembre de 2017
Editora: Lic. Mónica del Río                                   
Página web: www.notivida.org
Para suscribirse al boletín ingrese aquí